Mi primer packaging

Esta tarde me ha llegado el primer trabajo real de packaging. Está realizado para la empresa Crivencar bajo la marca Tierra Astur, donde trabajo. Se trata de una gelatina de manzana ecológica de sidra.
Dado que la marca tiene una imagen muy cerrada no he podido improvisar y me he ceñido a ordenar elementos como si de un tetris se tratara. Para los diseñadores noveles como yo: decirles que el diseño gráfico no es todo arte y creatividad. En muchas ocasiones hay que ceñirse un briefing estricto como es mi caso o como puede ser el de diseñadores que trabajan en imprentas, empresas de cartografía o compañías comerciales.

El material utilizado es papel offset blanco (adhesivo en la etiqueta) con 2 tintas: black y Pantone 876 metalizado. Dado el material el color bronce pierde brillo pero se consigue un color muy guapo, similar al del metal oxidado.
A la hora de realizar packaging hay que tener en cuenta varias cosas y es necesario que el cliente nos facilite toda la información antes de empezar a diseñar. Dado el reducido espacio con el que nos encontraremos en determinadas situaciones el aumento de un par de palabras en los textos puede suponer el rediseño por completo. Los elementos básicos de un packaging como este son el logotipo, la dirección de la empresa comerciante, el código del fabricante (óvalo con números y letras), composición del producto, modo de conservación y el código de barras. Para crear este último no debemos esperar al cliente. En la siguiente web, TEC-IT, podremos obtener la imagen a partir del código que se nos proporcione, por lo general de 13 dígitos. En mi caso tuve que seleccionar la pestaña de código EAN-13.

 

Click! para ampliar

Otra información que puede aparecer son por ejemplo el logotipo de producto sin gluten, producto de la Comunidad Europea, o la denominación de origen protegida. Si el cliente no os los facilita podemos buscar en internet el nombre de referencia de este modo: “queso cabrales pdf”. Lo más seguro es que encontremos folletos o catálogos con dichos logotipos y que con un poco de suerte estarán vectorizados. También es interesante buscar los manuales de identidad corporativa de las diferentes denominaciones.

Tras el diseño y la aceptación del cliente es necesario el aprobado de Industria. No suelen ser tolerantes con el mal uso de los logotipos y denominaciones erróneas. Por ejemplo con la gelatina de sidra, que no tiene gluten, no se me permitió poner el logotipo del organismo regulador ya que exige el pago de unas tasas específicas. Me tuve que conformar con ponerlo por escrito.

Jaime G. Llistó

Diseñador gráfico, web, fotógrafo en mis ratos libres. Me encantan las nuevas tecnologías y los nuevos medio de comunicación social, sobretodo ponerlos en marcha en las empresas. También desarrollo campañas de publicidad online y posicionamiento.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos y para protegernos del spam. También se almacenan en nuestro servidor de correo en forma de email para poder dar una contestación a su consulta. Por ello debes de aceptar nuestra Política de Privacidad. Responsable de los datos: Jaime G. Llistó. Finalidad: Conocer y responder las opiniones y comentarios de nuestros lectores. Legitimación: Tu consentimiento expreso al enviar el formulario. Destinatario: info[@]llistografica.es. Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.